Después de 10 años en escena, la banda de Hermosillo, Sonora, Hong Kong Blood Opera (HKBO) se ha consolidado en los gustos de las primeras generaciones millenials  y desde su reencuentro hace 2 años, intentan hacer cosas nuevas, claro, fieles a ellos mismos.

Al margen de su presentación en el FRIENDSTIVAL, en Chidasmx nos dimos a la tarea de entrevistarlos y preguntar ¿cómo le hacen para adaptarse a los gustos de los jóvenes?

“No pensamos en eso, siempre tocamos lo que queremos y si la gente viene qué chingón, creo que si vamos agarrando nuevos seguidores porque somos fieles a nosotros mismos, no nos preocupamos por ser relevantes porque si de eso se tratara ya nos hubiéramos deshecho desde hace mucho tiempo”, comentó Sebastián, la voz de HKBO.

En cuanto a la fórmula para seguir juntos luego de que bandas contemporáneas como Los Dynamite o LeBaron se extinguieran, esto fue lo que respondieron…

“Porque no eran compas esos weyes, nosotros siempre hemos sido bien compas, éramos vecinos en hermosillo” respondió el Punket, sintes en HBKO.

“Dejamos de tocar como tres años y en ese inter nos seguíamos viendo, o sea si no fuéramos amigos no tendríamos la banda, yo personalmente, no sé estos batos, pero no podría tocar con gente que no es mi compa”, agregó Sebastián.

Por más que quise evitar el tema del Rockampeonato, tenía que salir de las entrañas luego de preguntar si se encontraban en la industria musical por varo a lo que el Punket me respondió: “estamos aquí por accidente, ganamos ese concurso por accidente, el papá de él (señalando a Sebastián) se aferró a meternos al concurso”.

 

“Es que mi papá si es un ñoñazo y estaba -métanse a ese concurso- y nosotros de -pinche mamada, pinche concurso, van a ganar bandas como Fey o algo así- y pues como no cobraban subimos unos demos bien culeros que grabamos en mi casa”, concluyó el vocal. Así fue como la vida de los integrantes que apenas rebasaban los 20, dio un giro inesperado al tener que mudarse a la CDMX.

“Cuando nos firmó Noislab, Mijangos (Héctor) nos dijo ‘no podemos trabajar juntos al menos de que se vengan a vivir aquí’  y nos convenció pero no duramos ni 6 meses trabajando con ellos y nos quedamos”.

Aunque llevan 10 años viviendo en la Ciudad, aquí no es su punto focal jalando más gente en el noroeste del país, sin embargo, el mundo de la música es incierto “unos días nos puede ir muy bien y otro no” dijo Sebastián, siendo el extranjero la excepción.

“Nos ha ido bien en todos lados en los que hemos estado. El año pasado estuvimos en Brasil y nos fue bien chingón, hemos ido a Suecia a Inglaterra, Alemania, Texas, Chicago, Nueva York y siempre nos va bien”, agregó.

Desde chicas violadoras suicidas hasta gringos locos intensos, estas son solo algunas de las experiencias más raras que han vivido en el escenario

“Una vez en Mexicalli tocamos en una colonia de cholos y estaban bien emputados porque habían rockeros en su barrios y empezaron a aventar caguamazos. Esa tocada la organizó Juan Cirerol, así de vale verga estuvo”.

Por el momento, Hong Kong Blood Opera, alineado actualmente por El Oso, Punket, Sebastián y Jerson, espera lanzar un nuevo material el próximo año comenzando a trabajar en él luego de concluir su presentación con Descartes a Kant y Joliette el próximo mes en el Indie Rocks.

Luego de más de 10 años en la escena musical la banda reconoce que existe una plataforma en la que pueden despegar aún más, pues verlos en vivo es una experiencia sensorial que te vuela la cabeza.

Recuerden que HKBO ya cuenta con su propia pizza en el Perro Negro y mientras tanto, no olviden seguirlos en sus redes sociales FacebookInstagram.