Nuestro muñeco diabólico favorito cumplió 30 añitos y Mórbido le armó la mejor fiesta estilo mexicano con globos, payasos, helado, pastel, comida, alcohol y obviamente mariachis.

Antes de que llegáramos al Museo del Juguete Antiguo México, Chucky hizo de las suyas y cambió todos los focos del museo, luces rojas y azules iluminaban las vitrinas del recinto, su novia Tiffany y Glen, su hijo, nos recibieron a su particular manera.

Arrancando la fiesta, tenebrosos payasos nos regalaron globos. Por su parte, Kraken nos deleitó con espeluznantes y deliciosas bebidas, ¡mientras el tradicional pan de muerto apareció en presentación de helado!

Un pastel, digno del muñeco que protagonizó las peores pesadillas de los niños que crecimos con él, fue partido por Chucky y Don Mancini, creador del personaje, quien agradeció la presencia de los invitados a través de un discurso con el cual casi derrama una lágrima.

El girl power hizo acto de presencia con el mariachi, mayoritariamente femenino, quienes, junto con todos los invitados entonamos las mañanitas.
La fiesta, organizada por el festival que este año celebró 11 años de existencia finalizó con un gran baile donde los invitados lucieron sus mejores disfraces al lado del festejado y su familia.