Bloody Benders es una banda de horror punk, son reinas de gritos combinando sonidos fuertes y poderosos. Inspiradas en las películas de terror, en sus shows se caracterizan de zombies y personajes de películas de terror y sus letras mantienen una actitud de ser uno mismo, sin importar lo que piensen los demás, tatuajes, fiesta, cerveza y amigos.

El miércoles 31 de octubre del año en curso fue bastante significativo. Tuvimos nuestra noche de museos y la celebracion de Bloody Benders en el Museo del Juguete Antiguo Mexicano.

Si habláramos del museo y sus colecciones, nos podríamos llevar bastante tiempo y le tendríamos que dedicar más de dos reseñas al lugar; es mágico y tiene una atmósfera mística que en cada paso por el lugar te envuelve más y más -¡No duden en visitarlo!-. Es por eso que nos enfocaremos al evento como tal.

Son 6.45 pm ya estoy a nada de llegar al lugar -MUJAM-, salgo del metro obrera y giro la cabeza para tratar de ubicarme ya que de noche todos los gatos son pardos -bueno realmente andaba un poco norteada-. Después de caminar cuatro calles por fin ubico el lugar, su fachada es de lo mas irreal y hermoso con el concepto de Halloween,

¡No pudo haber mejor lugar para este evento!

Los recorridos al museo fueron de siete a nueve, cada uno iba acompañado de un grupo de performance –son del faro oriente– que nos contaba la historia de cada exposición y datos curiosos.

Al termino del recorrido la gente se preparaba para ser participe de el baile prometido. Ya que los que estuvieron amenizando son artistas de gran renombre con años de trayectoria. Nadie quería perderse la oportunidad de formar parte de lo que fue la gran fiesta de las Bloody Benders.

Hubo detalles antes de poder acceder al recinto donde tocarían estas grandes artistas -el estacionamiento del MUJAM-. Yo tardé como 20 min en entrar, ya que cada vez que me acercaba a la puerta me la cerraban en la cara, y ni siquiera había alguien afuera que te orientara.

Bloody Benders

Hubo gente a las que no se les respetó su 2×1 si iban disfrazados o no sabían como acceder. Cuando por fin pude entrar, fue gracias a Angy -baterista de Bloody Benders- que habló con los de la puerta para que organizaran bien la entrada de las personas.

Ya adentro busque a Creepy -fotografa de Chidas y es bien chida jejeje, para que vieran que crew tan boneto.- El primer DJ Set estuvo a cargo de Big Mascara -guitarrista del Sr Bikini– con un gran repertorio musical new wave, punk, post punk, etc. que estaba muy acorde con la noche, con canciones que todos coreamos y que no podíamos dejar de bailar. Fue un baile de fantasmas, monstruos y seres de la oscuridad: desde bebés hasta adultos danzando al ritmo que sonara.

Al termino de este genial set llego la hora anciada Bloody Benders en escenario. Mientras se preparaban para tocar decidimos salir a comprar algo de beber ya que adentro ni agua vendian, solo souvenirs muy cools.

Y nuevamente tuvimos problemas con el de la puerta, ya que no podíamos salir con las mochilas y teníamos que encargarlas con alguien. Afortunadamente encontramos otra de nuestras  compañeras, a Keni que amablemente aceptó cuidarlas mientras salíamos -mil Gracias Ken-.

Al regresar, las guitarras empezaron a sonar al ritmo de “Witchspell” para darle entrada a la noche y llenarnos de horror punk.

Continué el baile con esta canción, que trae tanto poder como ellas.

Con cada canción, el público se entregaba a la noche, a la oscuridad, al ritmo, al festejo y a las Bloody Benders.

El pextasis aumentaba con cada acorde y la gente nunca paró de bailar, sonreír y gozar con este combo. La frontgirl  nos demostró el girl power durante toda su presentación,  mismo que su banda y ella han adquirido durante estos años. Así es, las chicas rockeamos y mucho.

Este fue su playlist: “Fantasmas”, “Catenstein”, “Terror life”, “A bite in my heart”, “Riot”, “Monstruos y difuntos”. “No regrets,  “Lost girls Mortui” fue interpretada en la batería por Jenny bombo -integrante de la banda las Ultrasónicas, con todo el poder femenino que tiene hizo sonar excelente la bataca y por supuesto la canción.

“La vampira” fue interpretada por BamBam -bateristas de los Garrobos toda una leyenda de la música, amplia carrera musical y con un sello discograficó. Demostró el talento adquirido con los años. También tocaron “La Llorona”

Para cerrar el evento con broche de oro estuvo en las tornamesas a Lord Fer -una de las mentes creadoras del Real Under- dando una muestra de sus más de 20 años de trayectoria.

No dejaba que la noche muriera y mucho menos el ambiente con su set de new romantic, punk, garage, música electrónica, EBM, synth pop, future pop. Mientras el vampiro de las tornamesas nos provocó a algunos seguir la fiesta toda la noche, la gente que traía sus pequeños empezó a irse y fue así que poco a poco el público se fue retirando hasta que ya todo había quedo en silencio a oscuras y sin gente…

El after se organizó por unos pocos en el Gato, y allá nos fuimos. Y así es como terminamos esa noche de museos en el MUJAM festejando los 7 años de las Bloody Benders.

Aprovechando la ocasión, tuvimos una pequeña entrevista con Tatiana Soberón, vocalista de Bloody Benders:

¿Qué les pareció su evento?

Hubo unas fallas en la logística en cuanto horarios, entradas por parte del museo. Les faltó un poco de coordinación. Faltaron mas recorridos y eso es lo que pienso que fue la parte negativa. La parte positiva fue que la gente se entregó: vinieron disfrazados y los que llegaron puntuales pudieron disfrutar el recorrido.

¿Se van con una buena experiencia ?

Nosotras como banda no nos imaginamos el apoyo, fue un experimento al tocar en algo diferente a un bar o foro ¡estamos contentas!