La cita fue en Warehouse MX, el lugar es donde solía ser el icónico Bulldog Café. Sin embargo, ahora parecía un lugar casi místico con las luces de distintos colores y la decoración en las paredes tipo arábes, acompañadas por los beats del DJ que ambientaba antes de que fuera el acto principal.

Poco a poco se fue llenando el venue hasta el punto en el que era difícil caminar y esa sensación de que había entrado a un lugar mágico poco a poco fue cambiando para parecerse más al ambiente de un antro. Todos esperaban entusiasmados a Whomadewho, la banda danesa experimental de electrónica. Ya han venido a México pero esta vez se presentaban para hacernos bailar con un DJ set. Los bares se llenaron y la gente estaba bailando con el DJ previo al acto principal.

A la 1 am subieron al escenario y fueron recibidos con alegres gritos de emoción. Todo el mundo estaba ya bailando y disfrutando una chela. El ambiente era perfecto y todos estaban listos para romperla. Empezamos a bailar mientras el baterista Tomas Barfod se apoderaba de la consola de DJ y Jeppe Kjellberg acompañaba la música con su guitarra y voz.

Se sentía una euforia increíble en la audiencia y después de aprox. 10 canciones sonó “Inside World”, uno de los hitazos de la banda. Acompañando la voz de Jeppe, todos corearon y bailaron aunque había muchos que no conocían a la banda y solo estaban ahí para pasar un buen rato, pero por lo padre que esta canción incluso los que no topaban la rola estaban washawasheando.


Eventualmente tocaron los singles de su nuevo álbum Through the Walls y una de las canciones que más prendió a la gente fue “Neighbourhood”. Al lado mio había una niña que bailaba tanto que se cayó, y después con “Dinasty”, un sencillo del año pasado, no corearon pero sí bailaron.

A las 2 de la mañana la fiesta estaba en su auge máximo y todos estaban sueltísimos, saltando en la pista. El calor era impresionante. Sin duda fue una noche mágica, llena de chelas y emoción por la banda danesa, pues México es un público que los adora.