Fotografías cortesía de Óscar Villanueva Dorantes

(Si abriste esta nota pensando que íbamos a hablar sobre un Pokémon o no conoces a la banda sigue leyendo, porque estos chicos son unos de los músicos más cabrones de nuestros tiempos)

¿Les ha tocado ir a un concierto y que desde el segundo uno la piel se les ponga chinita? Aparte, saber y sentir que no solamente eres tú, puedes percibir como esta emoción se extiende a todas las personas a tu alrededor. Neta que sensación tan agradable y tan cabrona.

“Not Quite Friends, But Not Quite Strangers”

El título de ‘Frengers’ proviene de la mezcla entre friends y strangers, queriendo decir “No somos precisamente amigos, pero tampoco extraños”, lo cuál parece una definición perfecta para describir la conexión que había entre el público de El Plaza Condesa la noche del 03 de octubre. Podíamos estar rodeados de desconocidos, pero conectados al unísono de Mew ♥

Cuando recibo mi invitación para ver a Mew pienso que definitivamente son los quince más chingones a los que me han invitado (¡felicidades Frengers!).
En México cuando se cumplen quince años, se tira la casa por la ventana, y los daneses decidieron armarle 3 fiestones en nuestro país a su álbum más icónico. Esto es un poco de lo que pasó en la noche no.1:

You’re special, you’re like a rocket through me…

El concierto empieza poco después de las 9:00pm suavemente con Repeaterbeater, dejándonos boquiabiertos con el increíble talento que poseen estos dudes. Digo, ya lo sabíamos, pero escucharlos en vivo te derrite la cabeza.

El escenario se llena de color gracias a los increíbles visuales que se proyectan detrás y comienzan a sonar algunas de sus canciones más memorables que no aparecen en Frengers como “Special,” “The Zookeper’s Boy” y “Satellites”.

( So are you my lady, are you? ♥ )

Después de un par de canciones, al final de Louise Louisa dan un anuncio importante: “Vamos a tomarnos unos minutos pero cuando regresemos, vamos a tocar el ‘Frengers’ completo”, desaparecen del escenario y las luces se apagan.

I know you and I know it won’t take you long to make me smile 🙂

Esperamos impacientes… pasa al tiempo; comentamos: “estuvo cañón, ¿no?” y todavía no sabíamos lo que faltaba…
Todo se vuelve a iluminar y “I am no wry” se escucha con fuerza. A partir de este momento todo lo que sigue solo puede ir hacia arriba.

“156”, “Snow Brigade”, “She Came Home For Christmas”, este disco está lleno de temas increíbles y poder escucharlos en una misma noche es todo un agasajo auditivo y visual, ya que las animaciones del fondo no se detienen y parecen hipnotizarnos segundo a segundo.

Y el broche de oro para finalizar una noche perfecta…

“Comforting Sounds” es una de las canciones más complejas, hermosas y emotivas en la historia. La delicadeza pero a la vez la fortaleza con la que cuenta y el remolino de emociones que puede provocar en alguien son indescriptibles.
Comienzan a sonar las primeras tonadas, escuchamos lentamente la guitarra y no podemos creerlo, la euforia colectiva se siente en el ambiente.

I don’t feel alright
In spite of these comforting sounds
You make
I don’t feel alright
Because you make promises
That you break

La canción va avanzando lentamente, va haciendo un warm up en nuestros oídos mientras las imágenes agudizan nuestros sentidos. De pronto, viene la explosión y no temo en asegurar que cada persona dentro del Plaza en ese momento fue feliz.
Mew se despide mientras los violines siguen sonando en el fondo, no podemos creerlo, por favor no se vayan… tenemos la lagrimita colgando del ojo y no contenemos tanta adrenalina.

“Nos vemos mañana” dicen, y que suerte para toda la gente que puede ver a Mew en su vida.

Que cabrona está la voz de Jonas y que músicos tan chingones y perfectos son. Definitivamente todo el show de Mew es una delicia de principio a fin.