Diferente idioma, mismo continente y un sólo género: ¡Punk! Sin duda, dos grandes bandas que no necesitan presentación alguna pues brillan con su sola presencia sobre cualquier escenario en el que se paren, sin importar cuantas décadas han pasado, estas dos bandas siguen dando de qué hablar, poniendo a todos a vibrar al ritmo de sus instrumentos, con sus peculiares voces cargadas de energía y rabia tan emblemáticas de este género.

gbh-mexico-escenario  Fotografías por @creepy_in_wonderland

Hablemos un poco de Charge GBH, mejor conocidos como GBH, quienes desde finales de los 70’s y hasta hoy en día, se encuentran tocando con mucha energía, para un público que no se calla nada. A pesar de que esta banda tiene pocos años de haber venido a México , sigue siendo bien recibida, ya que lugar donde se presentan, lugar que se llena, revienta, se descontrola al ritmo del pogo, el slam, las peleas entre los “malditos punks” y el repetitivo body surf ; esencia del movimiento Punk.

 

Eskorbuto

Pocos años después del nacimiento de Charge GBH, el punk ya se encontraba sonando en otras partes del continente Europeo. Por ejemplo en el municipio de Santurce, en El País Vasco (España), lugar de origen de Eskorbuto, un grupo que maneja una crudeza a nivel musical en toda la extensión de la palabra, con líricas únicas, ritmos ruidosos y acordes “mal tocados”, hasta respuestas sarcásticas, burlonas y de “mal gusto” en cada una de sus entrevistas.

Y es así, como el pasado 28 de Octubre este genial grupo, representado por Pako, cerró el evento en el Mambo Club, en Ecatepunk, y pese a que el público se encontraba ya exhausto por la previa presentación de GBH, recibieron con la mejor actitud a Pako de Eskorbuto (único miembro original de esta banda), donde corearon todas  las canciones que la banda tocó para el público mexicano, incluso uno que otro extranjero que se encontraba en la tan peligrosa periferia de nuestra ciudad.

Afortunadamente, y a la vez extraño, en esta ocasión no hubo portazo en el evento, aunque como cualquier evento punk, es de esperarse que los asistentes convivieron en plena Avenida Central, que llena de moicas, minas (cabello en forma de picos) de colores de hombres y mujeres con chamarras de piel repletas de estoperoles. Parecía que este evento histórico reunió a la escena del punk en México.