Steffi Crown. Voz suave y firme. Música que busca, que expone sus raíces más profundas, con carácter, independencia y fuerza.

Sí, la música que nace en Cali, Colombia y que mezcla los ritmos y visiones de latitudes como Chipre, Grecia o Nueva York, ha llegado a los escenarios que antes eran territorio sólo de hombres.

Charlamos con ella sobre su trabajo.

A pesar de que eres muy joven, estás ganando terreno en un género musical que es dominado principalmente por hombres, ¿qué nos puedes comentar acerca de esto?, ¿cómo iniciaste en el trap?

Comencé en el rap hace más o menos cinco años, pero ya en el trap específicamente, inicié hace tres años con un EP y sentí que era un espacio adecuado musical para mí. Un género, un estilo que capta la vida local. A mí me gusta la poesía del rap pero también lo que se combina con algo más moderno, más electrónico y eso lo ofrece el trap.

Gracias a que lo combinas con el R&B, tu propuesta es interesante, porque tiene una especie de protesta pero también puede llegar a ser bastante sensual, ¿cómo logras ese resultado?

Las mujeres estamos pasando por un cambio social muy fuerte… podemos ser fuertes, podemos ser suaves, podemos ser sensuales, podemos ser revolucionarias y creo que esa variedad de aspectos que tiene la mujer, se refleja en mi música.

¿Habías intentando hacer algo musicalmente con otros géneros antes que con el trap?

La verdad no. Yo quise salir con trap porque es el lugar donde me siento cómoda por la fusión que se logra con lo electrónico. Me lancé con trap porque en realidad yo hice música para mí, para crear un sonido propio.

No se trata de hacer un paquete que tiene que sonar de determinada forma para amoldarse al mercado. Ahí me siento con más soltura para crear. Pero también como artista, cuando vi la respuesta de la gente -más que nada en Colombia-, el respeto y el apoyo, dije ¡Guuaauu, va bien lo que estoy haciendo!

Sabemos que has tenido oportunidad de vivir en Los Ángeles y Londres entre otros lugares, ¿de qué manera ha influido esto en tu carrera musical?, ¿cómo se refleja esa diversidad cultural en tus letras?

Siento que en mi forma de ver el mundo, tengo una visión universal. Tengo una mezcla de culturas dentro de mí que simplemente la vibro. Entonces, por ejemplo la canción “Figlia di Papa” es raíces y por eso hay que destacarlas, eso me gusta. Además me parece importante que los artistas se enfoquen en su identidad. Y eso lo hago mucho.

Hablando un poco más de otros proyectos, ¿cómo es que surgió el festival Trapicali?

Surgió como una idea de encuentro. Aquí en Cali en realidad no existían fiestas donde hubiera una mezcla racial o de estrato social. Los ricos se pasean con los ricos, los afro se reúnen con los afro, etcétera. Yo soy una persona que está acostumbrada a movimientos artísticos donde se genera un mestizaje cultural, por lo que hacía falta un espacio donde yo misma como artista de trap, pudiera presentarme y que otros artistas de trap también se pudieran presentar. Por eso creamos las fiestas Trapicali, como una forma de encuentro donde exponer nuestro arte, compartirlo y al mismo tiempo, crear un espacio donde la gente de estratos más bajos que quieren acercarse al arte, se unan por la música y deseen convivir ahí.

Aquí hay una separación muy grande pero las diferencias culturales me parecen muy chévere porque es en el mestizaje cultural donde nacen las cosas más bacanas.

Sabemos que además de estar en el ambiente musical, tienes una marca de ropa y realizas cortometrajes, ¿estás involucrada en más proyectos?, ¿qué planes tienes aparte de estos?

Planeo una gira en los Estados Unidos para finales de septiembre, además estoy preparando un álbum y también un mixtape. El álbum ya casi está terminado. El mixtape está como al 50 por ciento y será algo más cargado, algo más crudo.

Con respecto a tu música y a la escena trap, que semejanzas encuentras entre los Estados Unidos, México y Colombia.

En lo rítmico, en ciertos estilos sampleos y de rapear son similares. Pero siento que yo he llevado el trap hacia un lado más profundo, no tan superficial, con letras más pensadas. El trap surge en la calle, habla de hacer dinero y yo traigo algo más, porque para mí es música, es una forma de expresión que se mezcla con diversos ritmos. Compararlo con el reggeaton -que todo el tiempo habla de sexo, del poder, del dominio-, es limitarme musicalmente. El trap se abre a la mezcla porque hoy en día los géneros están mezclados.

Para los que desean entrarle al trap, ¿qué les puedes decir, por dónde pueden empezar?

Primero, que encuentren su propia voz en el trap. Que no traten de sonar como otros artistas para que sean bien recibidos; que en el arte, en el trap o cualquier expresión, deben tener claro que es lo que te hace diferente. Estar orgulloso de tu identidad y eso debe reflejarse en la música o en lo que hagas.

Más allá de la creadora, ¿quién es Steffi Crown?, ¿qué hace en el día a día?
Es una chica que lucha día a día por sus sueños, una artista independiente que trabaja fuertemente por lo que quiere. Una chica más que lucha. Hay que unir fuerzas para hacernos escuchar.

***

Ahora, el deseo es que en breve, esta artista haga una presentación en nuestro país. Quizás antes de lo que imaginamos, una fiesta Trapicali se realice en México.
Mientras eso sucede, escuchemos lo más reciente de Steffi Crown.