Francisca Valenzuela visitó recientemente nuestro país para dar una pequeña gira de medios y promocionar su más reciente sencillo “Tómame”. La canción habla sobre el empoderamiento femenino, la libertad sexual y el deseo que tenemos hacia nuestra pareja.
Tuvimos la oportunidad de platicar con ella sobre este nuevo sencillo, así como su gran participación dentro de  la corriente feminista y del cómo esta no está peleada con tener a alguien a quien desear y admirar.

 

¿Cómo nace “Tómame” y cuál fue el proceso de realización?

Partió como un juego, no tenía pretensión de que fuera bailable y que hablara de esa obsesión de cuando te gusta alguien y lo quieres tener cerca.

Después, tomó forma como una canción pop. La grabé, hice un demo que es bastante similar a la canción final, hablaba de más cosas… La producción la hice con Vicente Sanfuentes y Troco un hondureño que trabaja con Residente.

¡Nos encantó la canción! Sobre todo, por el mensaje, porque hablas de la libertad sexual de la mujer, sin embargo, los comentarios negativos no se hicieron esperar, ¿Cuál era el objetivo de “Tómame”?

El objetivo originalmente era escribir lo que yo sentía. Yo soy una persona que tiene sexualidad, sensualidad, que quiere disfrutarla y que también no se lo toma tan en serio; esto es un juego.

Yo sé que soy una mujer feminista que tiene cierta visión de mundo, que siempre ha sido algo recurrente en mi arte y en mis letras, desde que escribí “Dulce” hace 10 años hasta hoy, hay un sinfín de letras que tienen perspectiva de género, sin embargo, no por tener esa perspectiva de genero no puedo ser alguien que quiere estar “de a dos” que quiere compartir y pedir que “la tomen.”

Foto por: María José Monterrubio

En la actualidad la mujer suele estar muy estereotipada, sobre todo con el reggaetón y tú, por el contrario, hablas de libertad como algo muy normal, no como el tabú social…

Generalmente las mujeres estamos encasilladas en roles muy estereotipados. Esos roles pueden ser: una mujer como objeto de deseo, sumisa, pasiva, que no se puede equivocar, o una mujer que es atrevida y sexual y que es violentada por ser así. Cuando escribí la canción dije: “ah, también se trata de eso”.

Se trata de que yo puedo vivir esas dos realidades, puedo ser una mujer segura y dueña de mi placer y cuerpo. No se trata de decir, “las mujeres son así”, hay muchísimas maneras de ser mujer. Si hay una mujer cantando reggaetón ¡Increíble! Sí hay una mujer en bikini ¡Increíble! Mejor aun que hayan diferentes mujeres.

¿Crees que “Tómame” ayude de alguna forma a que las mujeres se sientan con más libertad de ser ellas mismas y sin ningún miedo a ser violentadas?

Mi objetivo no es predicar ni buscar la transformación de la sociedad con mi música. Lo que sí es que hago las canciones a mi manera y resuenan como yo resueno con la sociedad. Para mí, hablar así (como en la canción) es algo natural. Tengo muchas canciones que hablan sobre la orientación sexual, por ejemplo: “Insulto” y “Catedral”. Las dos hablan sobre ser como uno es y a veces yo con las oportunidades que he tenido, me siento con vergüenza e inseguridad.

Hay una cosa social muy fuerte, pensamos que somos inadecuados. Pero si de algo ayuda pues qué mejor.

Tienes tu proyecto de Ruidosa, donde apoyas a las mujeres en la industria musical. ¿Crees que son tiempos difíciles para que una mujer haga música?

Yo creo que siempre han sido tiempos difíciles para que las mujeres hagan cosas. Lo que pasa ahora, es que hay mas herramientas para hacer y difundir música, lo cual democratiza la música en general. En la música hay dificultades que tienen que ver con participación, representación, estereotipos y actitudes que pueden ser sexistas.

Foto: María José Monterrubio

¿Qué tipo de estereotipos?

Estereotipos muy fuertes como: para ser una mujer valorizada, tienes que desear ser madre, limpia, ordenada, simpática, cariñosa. Tiene que no alzar la voz tan fuerte; ser agradable y deseable.

Y eso no quiere decir que una no pueda ser así, está súper bien. Pero las mujeres a largo tiempo han alzado la voz por ciertas causas. Es muy chistoso como ahora sienten que están escuchando nuestras peticiones como si fueran radicales, cuando llevamos cientos de años luchando. Nuestras madres, abuelas defendían nuestros derechos, pero no eran consideradas radicales.

Eres toda una activista del feminismo, ¿Cómo te interesaste en esta corriente?

Tengo una familia donde he sido expuesta a una realidad feminista y humanista. Tengo la suerte de haber nacido en una familia donde los derechos humanos, la identidad, igualdad de genero y validación de expresiones individuales, es natural, entonces para mí, mi mundo era así.

De alguna manera, nunca se cuestionó que había una manera correcta o incorrecta de ser, y eso es una suerte. Cuando yo me encontré con el mundo afuera, que no era así, lo mínimo que podía hacer, era decir “Oye, no puede ser que esta persona sea violentada por cómo es”.

Es inaceptable porque es mujer, gay, por su raza etnia… es inaceptable.

Por otra parte, en el caso del feminismo, resoné mucho con mujeres, en la música y en la literatura. Siempre he sido fan y he admirado las voces de mujeres, tanto de mi familia, compañeras y comunidad. Hay elementos de identificación muy fuertes.

¿Qué autoras nos recomiendas para adentrarnos al feminismo?

Ufff, hay tantas. Por ejemplo, en Estados Unidos Roxane Gay tiene un libro llamado Bad Feminist.

Y Alejandra Pizarnik. Son las que recuerdo por ahora, pero hay muchas…

Finalmente, ¿con este nuevo sencillo piensas sacar un nuevo disco próximamente o hacer un show en CDMX?

Sí, de hecho viene otro sencillo. Grabamos el vídeo la semana pasada, disco el próximo año y varios sencillos en ruta. Espero que el show venga en noviembre o marzo.

Foto: María José Monterrubio

Dato curioso
Sus palabras mexicanas favoritas son “Neta” y “Bárbaro”

Awww ¡La amamos!