Hablamos con la flor que es Silvana Estrada. Pronto estará tocando en Monterrey y Xalapa así que ojalá la puedan encontrar por ahí y escuchen su hermosa voz.

x

María Medusa

¿Recuerdas cuál fue la primer canción que compusiste?

Sí, una canción muy muy triste que decía algo así como “dejar morir lo que agoniza”, era de amor, creo. ¡Está en Soundcloud, qué pena!

¿Cómo encuentras colaboradores o cómo surgen  creaciones como el video que hiciste con Geovanna Tommasi?

Pues mira, en el caso de Giovi es fácil porque lo que hace es hermoso, no hay margen de duda, lo que hace yo lo quiero en muchas cosas de mi trabajo musical. En general la gente así tan talentosa es fácil decir “va, aquí podemos colaborar” lo difícil es cuando necesitas algo específico y decides trabajar con alguien más por la urgencia que por la admiración, eso es una lotería, pero también es una oportunidad para enamorarte del trabajo de alguien o decir “con esta persona nunca más.”

¿A quiénes admiras?

Admiro a muchísima gente, pero creo que más admiro a mis papás.

¿Qué es algo lindo e inesperado que te haya pasado últimamente?

Conocer a Natalia Lafourcade, a su equipo lindo y hacernos amigas. Fue algo de lo más bonito y de verdad nunca me lo esperé.

¿Cuál es tu talento secreto?

La verdad no tengo muchos, o bueno los que tengo los exprimo para vivir de ellos, pero últimamente descubro que tengo un talento grande para debatir y argumentar.

¿Qué te gustaría aprender a hacer?

Bailar, bailar todo, me gustaría estar más en contacto con mi cuerpo y a la vez con la tierra. Cansarme y darme paz bailando es algo que AMO.

¿Cuál es tu relación con las redes sociales?

A Facebook lo odio, o sea uso mi página de artista para anunciar cosas, pero ya el personal no lo abro nunca, Twitter no lo entiendo, siempre me paso de las palabras que se pueden. A Instagram lo amo, amo que se vea bonito y que aunque te sigan miles uno puede nomás seguir cuentas hermosas.

¿Qué lugares te gustaría explorar?

Me gustaría hacer un viaje por carretera en América del sur, ir puebleando. También me gustaría hacerlo en México pero tristemente es muy peligroso.

¿Cuál fue el primer concierto al que fuiste?

No sé, seguro alguno de la orquesta sinfónica de mi ciudad, porque mis papás nos llevaban a mi hermano y a mí.

¿Qué recuerdo te hace sonreír inmediatamente?

Uy, me pasa todo el tiempo con un montón de recuerdos, pero cuando pienso en el tiempo que pasé en NYC me pongo de buenas.

¿Cuáles son tus cosas favoritas de México?

Su energía, México es el lugar más mágico que yo conozco, hay algo muy humano aquí en nosotros, tenemos el cielo y el infierno conviviendo en el mismo país, somos un pueblo que lucha todos los días, engendramos muchísima belleza a pesar de todo, no sé, más bien México es mi cosa favorita.

¿Cuál es el mejor consejo que te han dado?

“Si algo no te gusta o no te sientes cómoda acuérdate que no tienes que hacerlo” me lo dijo mi mamá la primera vez que me fui de campamento, pero pues aplica para casi cualquier cosa de la vida.