Por Eugene

La historia detrás de Miinuit.dsgn, la nueva marca de lencería que está resignificando los cuerpos de las mexicanas.

Cuando uno tienen un nuevo proyecto, disruptivo e innovador el principal riesgo es dejar de tener fe en lo que haces, dejar que el miedo guíe los actos que construyen tu sueño. Es por ello que decidimos hablar del emprendimiento con una diseñadora mexicana que está buscando romper con modelos establecidos mediante la confianza en sí misma.

“Todos los cuerpos son hermosos, amarte a ti misma y sentirte feliz con tu cuerpo” es el mensaje que la creadora y fundadora de esta prometedora línea de ropa para dama, Jazmín Aldape, busca promover a través de sus diseños.

Miinuit.dsgn es una línea de lencería que cuenta sus orígenes desde hace dos años, cuando su fundadora daba un giro de 360° en su proyecto de vida a fin de apostarle todo a la búsqueda de un sueño. Tras comenzar por la realización de mochilas, bolsas y una que otra prenda, Jazz decidió emprender en la elaboración de lencería en una de las etapas más retadoras de su vida: dejar la carrera porque no era lo que ella imaginaba.

Fue en ese momento en que no sabía qué le depararía el rumbo de sus decisiones, cuando la sincronía sucedió y el nuevo camino empezó a ser trazado con actos.

Tras encontrar en el diseño textil una pasión, Jazz se animó a compartir sus modelos mediante redes sociales, sin imaginar el gran impacto que traería para todas esas chicas que buscan algo diferente, algo que las marcas convencionales no pueden darles: completa autenticidad, diseños pensados desde una lógica que reta a los estereotipos socialmente aceptados.

Nacidos desde y a través de la empatía es que decide ofrecer artículos de alta calidad que cubran las necesidades por las que ella misma pasaba y que las demás marcas no resolvían. Justo su intención no es competir con estos grandes consorcios posicionados en el mercado; ahí donde una chica no encuentra un artículo con el que se identifique es cuando Miinuit.dsgn aparece como alternativa que cubre gustos diversos.

Jazz está consciente que más allá de los lineamientos que el diseño trae consigo, los estereotipos que se entretejen bajo la premisa de que la lencería es por mujeres y para mujeres limitan la postura de padres, hermanos o novios que posiblemente no entiendan de qué van estas ondas de sujetadores y la búsqueda constante que una vive por sentirse a gusto en su propio cuerpo.

“Hacer las cosas que amas no por imposición, sino por convicción y no dejar de hacerlas por estereotipos es el verdadero empoderamiento: el poder elegir nuestros roles según los talentos que tenemos, lo que nos gusta y apasiona” Es una de las lecciones que la creadora mexicana nos comparte como fruto de su crecimiento personal a través de esa pasión que ha llevado al campo profesional.

Todo lo que hacemos repercute en la vida de los demás. Por ello, el gran valor de actuar mediante la consciencia empática.

Jazz detectó un problema en esas voces que no estaban siendo atendidas por grandes consorcios y puso manos a la obra para ofrecer otra posibilidad de vivir la sensualidad, la comodidad y confianza que se busca al usar una prenda interior.

Es justo ahí, en descubrir ese valor que aporta en las hermanas que viven y significan sus diseños que ella encuentra su motivación para seguir creando: siempre buscando la realización de los otros.

Tienda online
Instagram

¡GRACIAS JAZZ POR REGALARLE CHONITOS AL TEAM DE CHIDASMX, TE AMAMOS!