Por @Mer

L de Luz es un proyecto hecho en México que nos invita a mirar nuevamente al cielo y nos recuerda que nunca estamos completamente solos.

El cortometraje cuenta la historia de Luciana, una niña que tiene la necesidad de entender lo que pasa a su alrededor, gracias a esa curiosidad infantil innata, y su encuentro con la luz. Una luz que necesita más de lo que imagina, ya que fue abandonada por su padre en una casa de campo.

Hay algo triste y oscuro que ronda a esta pequeña familia y si bien no queda claro qué fue lo que paso, sí es posible observar las marcas que dejó en ambos. La figura del caballo herido funciona muy bien como metáfora de lo anterior.

La historia sucede en un contexto mexicano muy particular, en un ambiente que tiene un aura pastoral y evasiva que nos cautiva y engancha hasta el último momento. La luz está presente en todas sus formas y tonalidades; actuando como metáfora múltiple. En este corto los diálogos son breves y casi siempre son los silencios los que dicen más y permiten que las imágenes sean las protagonistas.

Y sin más choro ni spoilers, les dejamos L de Luz para que lo disfruten, lo compartan y nos digan qué les pareció:

 

Apoyando el talento mexicano

Este cortometraje fue dirigido por Damiana Acuña y producido por Andrés Catán, ambos mexicanos y estudiantes de la Ibero. Ellos empezaron este proyecto hace un par de años y ¡ahora está rindiendo frutos!

L de Luz fue seleccionado por 11 festivales alrededor del mundo y proyectado en Nueva York, Los Ángeles, Beverly Hills, Rumania, Italia, Tijuana y Guadalajara. Además ha sido galardonado con premios como “Mejor Dirección”, “Mejor Visión Femenina” y “Mejor Cinematografía”. Y si eso no es suficiente, este trabajo también posicionó a Damiana y ayudó a que fuera aceptada en la maestría de dirección de cine en el American Film Institute, en Los Ángeles.