Hoy es la tan esperada Luna Nueva en Tauro en el grado 24°36’06” y como cada Luna Nueva nos trae energía de inicio, de manifestar lo que queremos proyectar y crear bajo la energía de Tauro. Éste tiene que ver con recursos materiales, con el cuerpo, con nuestra autoestima y nos da la pauta para un nuevo ciclo emocional.

Como cada Luna nueva, el Sol (conciencia) y la Luna (emociones) se unen en el mismo signo zodiacal para marcar un nuevo ciclo en esa área de nuestra rueda zodiacal, marcada en esta ocasión por el signo de Tauro. Y les quiero contar un poquito de Tauro para que entiendan su energía; Tauro es un signo fijo de tierra, por lo que está orientado a crear estabilidad material, le importa la comodidad y se asocia a la paciencia.

¿Y por qué esta Luna nueva en Tauro es tan especial?

Te cuento, Urano (co-regente de Acuario) planeta del cambio, de lo innovador, de la revolución, del futuro, de la genialidad, entra al signo de Tauro justo en esta lunación después de 84 años de no ingresar en este signo ¡es un gran evento cósmico! Y nos brinda energía de renovación, de cambios inesperados tanto personales como colectivos.

Definitivamente esta lunación marca un nuevo ciclo que durará 7 años en los temas vinculados con Tauro, específicamente en el área Tauro de nuestra carta astral, y estos cambios traen una gran liberación que marca un antes y un después y nos llevan a cambiar el rumbo de nuestras vidas, a sacudirnos inesperadamente y desafiar nuestra seguridad.

Necesito que sepas que a Urano no le gusta estar en Tauro, se encuentra en caída en este signo, lo que significa que actúa con una energía muy diferente; y no es para más, la naturaleza de Tauro es resistirse al cambio, es lento y le cuesta asimilar los cambios, mientras a Urano le gusta romper con las estructuras y los límites, le gustan las sorpresas y es impredecible.

No sabemos que sorpresas nos depara la entrada de Urano en Tauro, lo que sí es que tenemos que fluir con confianza, pues donde estás ahora, seguramente no estarás mañana y necesitas confiar, necesitas ser más flexible a los cambios que vienen, pues nos trae un gran despertar. Entre más te resistas a estos cambios, más dolerá.

Por otro lado Venus, planeta del deseo y regente de Tauro, se encuentra en Géminis y estará influenciado por la energía de Urano: nuestrx personaje principal de esta lunación. Venus es energía femenina que va más allá del género, Urano nos pide romper con los moldes y los estereotipos establecidos, sobre lo que tiene que ser femenino y/o masculino, a manejar diferentes alternativas; es un momento para transgredir nuestra energía femenina y lo viviremos de manera individual e internamente como un proceso profundo y liberador.

Venus tiene que ver también con nuestra creatividad y con nuestros valores, con la energía arquetípica femenina, con la energía creadora y con nuestros deseos y nuestras relaciones, donde a través de Tauro entramos en contacto con esta energía, con la Tierra y nuestra conexión con ella. Urano nos viene a sacudir para que cuidemos y valoremos nuestra relación con la Tierra y sus ciclos, con la feminidad y lo que esto representa.

Además de esto Marte (planeta de la acción) hace una cuadratura a Urano, lo cual nos llama a estar atentxs a la ansiedad o desesperación, pues nos puede llevar a causarnos mucha presión y algunos accidentes imprevistos. Tómate el tiempo para respirar, escuchar tu cuerpo e intentar tranquilizarte a pesar de lo que puedas estar sintiendo dentro, para no llevarte a situaciones de extremo. Tómate un momento para sintonizar e integrar la energía disponible.

Urano en Tauro viene a sacudir nuestras bases de estabilidad y nuestros valores, viene a despertarnos. Es momento de ir más allá de nuestra zona de confort y escucharnos, abrirnos conscientemente a este cambio, transgredir nuestra feminidad, lo que significa para nostrxs, pues es necesario para nuestra evolución.