Por: Olivia Bojórquez de Astrokymia

Hoy cruzamos el umbral de la Luna llena en Sagitario que se da en grado 8º 10´ de la constelación del arquero, del maestrx, buscadxr de la verdad. Para que una Luna llena pueda existir siempre tiene que estar en oposición al Sol que se encuentra en el mismo grado pero en el signo opuesto, en este caso el signo de Géminis ¿y qué nos dice este axis Géminis-Sagitario? Se conoce como el axis del conocimiento.

Vamos paso a paso, bien sabemos que las Lunas llenas son culminaciones, damos final a algo que comenzó con la Luna Nueva en Tauro hace 15 días, y también cierra un ciclo que comenzó hace 6 meses atrás con la Luna Nueva en Sagitario ¿tienes buena memoria para recordar que temas estabas tratando? Sería buena idea hacerlo, pues es algo que se está repitiendo ahora.

Las configuraciones en el cielo nos quieren hacer comprender nuestra verdad ahora, sin duda es una época de muchos cambios que parecen difíciles si te resistes, pero al tener esta Luna llena de la verdad, existe un aprendizaje y mucho de esto tiene que ver con nuestro propósito de vida ¿por qué? Porque los nodos del karma están involucrados en esta configuración astrológica. El nodo sur (karma, lo que tenemos que dejar atrás) esta en conjunción con Marte (acción) en Acuario (desapego) y nos habla de una necesidad de liberarnos, de soltar situaciones del pasado para sentirnos libres e independientes, tal vez verdades que ya no te pertenecen.

Además el Nodo Norte (evolución) en Leo, esta en sextil (energía fluida) al Sol (conciencia) en Géminis y nos dice, “ve con claridad y lógica” ¿qué es lo que realmente amas? ¿qué es eso que te llena? ¿cuáles son tus talentos?, el Sol además tiene un sextil con Marte y nos pide dirección, nos pide ir por lo que queremos ahora, con mucha acertividad, esto se puede resumir a “piénsalo y hazlo”.

También tenemos a Quirón (la herida) recién entrando en Aries que conecta con Mercurio (comunicación) regente de Géminis, que a su vez conecta con Marte y con el Nodo Sur, esto nos lleva a planificar bien, a tener una estrategia antes de actuar para poder expresar lo que queremos ahora, poder soltar y liberarnos. Quirón te dice “ si no actúas, si te quedas detenidx la vas a pasar muy mal”

Y si hablamos de Sagitario tenemos que hablar de su regente Júpiter (expansión) que esta retrógrado en Escorpio (profundidad) y forma un gran trígono que representa una energía fluida y gran confianza entre Neptuno (la inspiración y sueños) y Venus (amor) en Cáncer; este gran trígono de agua nos conecta con la sanación, con la inspiración, con nuestro deseo emocional, donde la clave es la intuición, el ir hacia adentro y poder escuchar nuestras verdaderas necesidades emocionales, con nuestra espiritualidad y nuestra consciencia.

Es un momento de culminaciones donde hay una energía muy fluida para poder conectar con nuestra intuición, con lo que queremos ahora, con nuestro propósito y a veces tenemos que dar final a verdades que ya no nos pertenecen para poder abrirle paso a lo nuevo, a la consciencia que te conecta con lo que eres ahora, con lo que quieres para ti, con lo que te inspira y con lo que ya no puede seguir siendo.