Por Montse Aguilar

Descartes a Kant es ese conejo que ves en el rabillo del ojo y que al seguirlo te llevará por un hoyo misterioso. Llegarás al país de las maravillas, sin duda.

Una oscura reminiscencia de fantasías que dejamos atrás en la infancia, una aventura avant-garde que promete no ser aburrida sino exótica. Sus visuales y música son un campo no muy explorado por los mexicanos, sorprende ver este tipo de propuestas en nuestro país.

Provenientes de Guadalajara, el grupo conformado por morras y vatos, han estado activos desde el 2001. Su música suena un poco a todo, nos recuerda un poco a los visuales y música de Kanon Wakeshima pero con una mezcla bizarra de Sonic Youth. Es como mezclar chocolate con chile, funciona extrañamente.

Con el paso de los años se han hecho de una base de fans, que admiran tanto su propuesta musical como sus originales productos visuales. Un ejemplo claro de su creatividad pictórica, se refleja en su nuevo video “Apricot Dreams”. Espeluznante pero atractivo, nos hace caer en sus redes. El video fue subido a las redes el 26 de abril pero no han tardado en manifestarse sus fans, que ya esperaban ansiosos nuevo material.

El video es un sincretismo bien hecho de varios conceptos de horror. Es un poco Alicia en el País de las Maravillas versión siniestra con un toque Twin Peaks-esco. En el video incursiona como director Mauro Babún, amigo de antaño de la banda y el cuál les ha ayudado a crear sus vestuarios, arte del disco etc.

El videoclip es una sucesión de imágenes extraídas de mis sueños que se formaron a partir de escuchar la canción noche y día. Sueños en los que se hace referencia directa a mi infancia, las imágenes e historias que me influyeron y me marcaron. Y siguiendo esta misma dinámica logramos que la locación fuera uno de los lugares en los que me refugiaba de niño. Por lo tanto “Apricot Dreams” es una compilación de sueños que materializan un sueño muy personal. – Mario Babun


La agrupación ha desafiado muchos estándares y barreras geográficas, incluso tendrán un concierto en Reykjavík, Islandia.

Ojalá nos sigan sorprendiendo los chicos de Descartes a Kant y esperamos seguir oyendo noticias de ellos.