Por María Medusa

Lola es una brujita, es una feminista, una poeta, una amiga fabulosa. Los poemas de Lola te hacen sentir lejos pero al mismo tiempo muy dentro de ti. Lola hace de todo: escribe, maquilla, hace videos de YouTube sobre veganismo y feminismo. Lee poemas en bares y festivales de poesía de Madrid que hacen enojar a todos los machos del lugar. Principalmente diríamos que a lo que se dedica Loleeta es a decir la verdad, a poner su experiencia a flor de piel y mostrarnos a todas un pedazo de su existencia y a repensarnos muchas cosas sobre nuestras relaciones y nuestro habitar de un cuerpo femenino.

¡Lola! ¿Recuerdas el primer libro de poesía, poeta o poema que leíste que te haya cautivado mucho?

Doce relatos de mujeres es una recopilación de Alianza con prólogo de Ymelda Navajo que me llenó. Prácticamente todos los relatos del libro me dejaron sin aliento, me hicieron e inspiraron muchas de ellas y sobretodo me hicieron ver que en la literatura no sólo hubo hombres.

¿Qué experiencias han inspirado los poemas que has escrito en este último tiempo?

Se podría decir que este último año he invertido mis energías en ser mejor para mí misma, así que el feminismo y el amor propio han sido uno de mis principales temas.

¿Qué es lo que más te gusta de formar parte de colectivos como Las Brujas de Mayo?
El llegar y poder leer o hablar de cualquier tema y sentirte acogida por el resto de las compañeras, es llevar la sororidad más allá de la confianza, nos apoyamos y crecemos artísticamente.

¿Qué consejos te hubiera gustado que te dieran hace 10 años?

Qué todo pasa, que hay gente muy tóxica a la que no hay que tener miedo a echar de tu vida y que jamás vamos a ser como lo que nos venden de mujer perfecta porque los cánones y el patriarcado (desgraciadamente) existen. Ah y que sí puedo hacer y lograr las cosas que me proponga!

¿De Madrid cuáles son tus lugares favoritos?

Me encanta ir por la parte de detrás del Palacio Real, los jardines escondidos que hay por el centro también me obsesionan y son lo más para cuando necesito ir y desconectar.

¿Qué editoriales o escritoras te están volviendo loca ahorita?

Latija la descubrí hace poco con Elena Codes y tanto el libro como la editorial me encantan.
También he leído últimamente los fanzines de Maria Martín y de A.Z. Phadrig. Y mucho, mucho a Rupi Kaur.

¿Qué música estás escuchando estos días?

He descubierto hace poco a Jorja Smith y a Femina y son mi descubrimiento favorito de lo que llevamos de año, la nueva sesión de Remix de Tame Impala me parece lo más como si te metieras en una burbuja, Ann Peebles siempre me lleva a un estado de meditación y éxtasis y Childish Gambino me vuelve loca.

¿Cómo describirías tu proceso creativo?

Yo creo que reflejo mucho mis sentimientos, o sea, cuando escribo un poema suelo dejar hasta el último milímetro de mal sentimiento que tenía dentro de mí, es como una sensación de liberación total entonces básicamente mi proceso creativo es lo que vivo, lo que sufro y me agrada. Todo lo dejo por escrito al final

¿Cómo es tu relación con las redes sociales?

Ahora un poco de amor odio -risas- pero sí, es cierto que las redes me han ayudado a llegar a donde estoy porque siempre las he usado un poco a modo diario, empecé a escribir más frecuentemente gracias a ellas y a la facilidad de poder poner lo que sentía en ese momento (soy mucho de escribir a papel entonces luego siempre me da pereza pasarlo porque no tengo ordenador, Escritora en el siglo XXI jajaja) entonces poder tener el acceso al “cojo el móvil y lo público” me ayudó.

¿Cuál es una fantasía que tienes?

Ay me gustaría que se empezase a valorar el trabajo artístico femenino, eso sería como lo más para nosotras, o sea la fantasía total es que independientemente de qué hiciésemos las mujeres pudiésemos estar agusto y ser reconocidas. Eso sí que sería una fantasía.

Las fotos son de @_paulaocana, @brittlemary y @tham0s