Texto Mer
Fotos Miniipily

Para el segundo día del Vive Latino 2018 continuaron las muchísimas activaciones atiborrándonos la vista, pero la puntualidad y la organización en el festival –la neta– fue algo que nos gustó mucho de esta edición 19.

Como les contábamos ayer, ya nadie aventó morras al cielo con pedazos de alfombra. Ahora hubo parques para niños, barecitos y ruedas de la fortuna. Eso sí, el olor a mota fue la constante que nos acompañó en todos los escenarios (ayñ, desde nuestro primer Vive 🙂 )

El clima se lució. No llovió, estuvo soleado y la noche fresca.

Ayyy dolorrr con nuestros más consens de Gran Sur. 

La verdad llegamos a las 2 de la tarde del segundo día del #VL18 sólo para verlos. Bajo el rayo del sol en Escena Indio, Sofi, Elohim, Chá e Iñaki dieron un show dedicado a nuestras raíces latinoamericanas.

Sólo nos faltó el mezcal, cada rola de su debút Ay Dolor resonó en nuestra garganta y nos movió fibras sensibles. Eso que se supone debe hacer la música en vivo.

Los Pericos, banda de argentinos que nos pusieron de buenas al ritmo del reggae y el ska desde el comienzo con “Runaway”. Regresamos momentáneamente al 2002, a la secu, cuando empezó a sonar “Complicado y aturdido” (“así me levanté”). Carla Morrison subió al escenario y regresamos a nuestros cinco para “Anónimos”. El cierre se lo echó Dr. Shenka, de Panteón Rococó con “No te pares”.

https://www.youtube.com/watch?v=mFC36wUIVOc

El atardecer llegó con una banda tapatía que nos sacó una sonrisa por sus letras tan cagadas y ritmos buenos para el slam. La Cuca hizo un recorrido por éxitos como “El hijo del lechero” y “Gordibuena”. Destacaron “Señorita cara de pizza” y obviamente, “El son del dolor”. Túsabesqueyomemueroportimivida.Yomemueroportimiamor. Nos quedaron a deber “La balada”.

https://www.youtube.com/watch?v=Aq5KzfoBmLQ

Cambiamos de ritmo y escenario con unos grandes del hip hop. La Banda Bastön y las rimas de “No me porto bien” nos activaron muchísimo (brincamos a todo pulmón).

En su presentación tampoco faltaron los duetos, primero McKlopedia con “Sólo como amigos” y después Denisse (Lo Bondo de Hello Seahorse) con “Luces fantasma”. Cerraron de la mejor manera, al ritmo de “Me gustas”.

No sabíamos bien qué esperar de Residente, si un recorrido por sus éxitos con Calle 13 o una presentación de su nuevo material como solista. Nos dio de todo un poco y nos hizo muy felices.

Empezó con “Somos anormales” y casi se nos salen las lágrimas al momento de escuchar “Desencuentro”.

Nos alocamos con el “Baile de los pobres” y “Atrévete-te-te”. Cantamos “Latinoamérica” y escuchamos a Residente hablar sobre la terrible situación de Puerto Rico (¡¿Se imaginan vivir seis meses sin energía eléctrica?!). Cerramos este bailongo al ritmo de “No hay nadie como tú” y “Vamo’ a portarnos mal”. ¡Lo amamos maaaal!

A estas alturas se empezó a sentir el cansancio, pero bastó escuchar el poder del bajeo de Queens of the Stone Age y la distor de la guitarra, para cargar batería.

Al ritmo de éxitos y canciones de Villains, su nuevo álbum, Josh Homne se mostró igual o más enamorado del público mexicano como nosotras de él. Disfrutamos “No One Knows” como si no hubiera mañana igual que con “I wanna make it” “Make it wit’ chu.”

Nuestro show favorito del fin de semana fue Pussy Riot. Y que empezaran hablando de las asesinadas en México fue sólo el principio de lo que nos voló la cabeza: electro punk explosivo, explotador de neuronas y causante de ataques epilépticos.

Pussy Riot es una muestra de una propuesta completa, visuales 8bit con lyric videos, canciones de protesta que complementaron subiendo drag queens haciendo vogue. Mostraron pancartas exigiendo un alto a los asesinatos de mujeres en México. Un show, de verdad, que nos cambió la vida.

El momento que estuvimos anticipando todo el día por fin llegó. Gorillaz apareció muy a la mexicana en un escenario en donde no cabía ni un alma más.

Con máscaras de luchadores, abriendo con “M1 A1” y llegándonos con todo. Mezclaron sus éxitos con las rolas de Humanz a la perfección: una hora y media mágica en la que sonaron “Tomorrow Comes Today”, “Saturnz Barz”, “19-2000”, “Andromeda”, una tras otra, llevándonos cada vez más arriba.

(millones de gracias al buen samaritano que nos prestó fotos de Gorillaz)

¡OMAIGAAAAD! Las colaboraciones tampoco dejaron de suceder, igual, una tras otra: “Charger” con Pauline Black, “Strobelite” con Peven Everett, “Sex Murder Party” con Jamie Principle, “Garage Party” con Little Simz, “Stylo” con Peven Everett”, “Dirty Harry” con Bootie Brown.

Aunque sin duda cuando vimos a Vincent Mason de De la Soul aparecer y escuchamos su risa introduciendo “Feel Good Inc.” nos llevaron a la locura. LOCURAAAAAAAA

Las bandas tocaron nuestras fibras hasta lo más hondo y, mezclando todos los sonidos posibles de formas armoniosas, nos recordaron que el tiempo pasa, en chinga, y que al final sólo importan el amor y la música. ¡Nos vemos en un año!

GALERÍA 

La Lupita

La Lupita ft. María Barracuda 

La Mala Rodríguez

Kase.O