Por Ana F.

El 31 de diciembre tenía la esperanza de que se anunciara en las noticias que el 2017 había sido un falso documental (como dirían Los Punsetes). Pero no fue así, la sangre derramada a lo largo del año no era falsa. No podemos regresar la cinta y empezar de nuevo. Lo que nos queda es darle play a esos videoclips que nos transportan a otras realidades donde la podemos pasar más chido. Como una montaña rusa, tocar la guitarra, Australia, un sueño surrealista o alguna otra galaxia.

Escogí estos videos porque todos me provocan una sensación esperanzadora de algo. Me hacen tener fe en la música y en las artistas que además de todo, realizaron un video. Porque sabemos que no es fácil. Porque además de componer, ensayar, tocar, pasar hambre; hay que hacer un videoclip. Porque para todo se necesita cochino dinero y si eres una banda independiente, ¿pos de dónde?

Se agradece que con muchos o pocos recursos, se produzcan buenas historias durante escasos cuatro-cinco minutos.

Courtney Barnett & Kurt Vile – “Over Everything” (Dir. Danny Cohen)

En este video parece que no se invirtió mucho varo. Lo que se necesitó fue en primer lugar una canción muy bonita y dos amigos músicos (cada uno en su continente comprometido con la música) y con grabar su parte del video.

Hay que echarle ojo a Courtney Barnett, puede hacer una obra de arte con un tema tan sencillo como buscar donde vivir con su novia. Para este video solo se necesitó grabar todo en blanco y negro y un twist como que ella canté lo de él y viceversa y bueno, con esos paisajes australianos ¿cómo no se va a ver bonito un video?

Miya Folick – “Give It To Me” (Dir. Eva Michon)

Este video me encanta. La composición, la paleta de colores, ella, todo, es perfecto. Todo hace match. Me provoca muchas emociones ver su cara mientras canta mientras además va arriba de la montaña rusa. ¿Cómo le hizo para permanecer tan solemne? ¿Cuántas tomas habrán hecho?

Leí que Miya conoció a su banda en Tinder y que dejó la universidad para aprender a tocar la guitarra. Cuando lo tuyo es la música no hay cómo te quites. Y cuando no, ni aunque te pongas. Esta joven talentosa hace cosas muy profundas con dos o tres acordes y unos versos consistentes.

St. Vincent – New York (Dir. Alex Da Corte)

Este video sí tiene presupuesto y un gran artista visual como director. (Tampoco es que esté en contra de lo mainstream). Fondos llenos de color y escenas surrealistas nos logran transmitir esa desolación que se llega a sentir cuando terminas una relación. Cada escena es una composición como de una galería de arte. Es bien bonito cuando el director agarra la onda de lo que quieres no?

Cherry Glazerr – “Nuclear Bomb” (Dir. White Sitar)

Esta banda nos enseña que no todo tiene que ser reggaetón en esta vida. Son millenialls haciendo rock en nuestros días. Algo que ya no se ve mucho. Guitarrazos son lo que le hace falta a esta juventud tan frágil. Quien no se ha enamorado de su guitarra que tire la primera piedra. Algunos hasta les ponen nombre o les componen canciones a sus compañeras de vida.

Amy Winehouse dice algo muy bonito en una parte de su documental “ Hay gente que está deprimida y no tiene una guitarra para refugiarse” y la verdad es que sí, dichoso aquel que sabe cómo tocarla y encontrar en ella un cobijo.

HAIM – “Want You Back” (Dir. Jake Schreier)

Una sola secuencia, una coreografía sencilla y la suerte de que a esa hora de la mañana no pasara ningún carro fue lo que se necesitó para mostrarnos a las HAIM nomás ahí caminando por las calles de L.A. en una onda muy relajada y aparentemente sin ningún concepto. Pero sí muy organizado…. Me recordó esas veces que regresas de la fiesta a las 6 de la mañana después de haber pasado por unos tacos con tus amigos y llegas a tu casa cuando ya toda la gente trabajadora está dándole. Y una ahí de briagales… Bien por las HAIM y por el que manejó el dron.