Foto y texto, Lex

Podemos rastrear los orígenes de Penny en Reynosa, Tamaulipas, una ciudad que colinda con Texas y las luces de McAllen: una visión no tan lejana. Más allá de encontrarse entre la divergencia de la frontera, ella da constantes saltos entre las prácticamente inexistentes divisiones que existen entre las diferentes formas y tipos de hacer arte.

El camino de Penny en la música comienza a trazarse de forma prácticamente inesperada gracias a una guitarra eléctrica que la seduce a través de un personaje que interpretó en una obra de teatro. Pareciera que de forma inevitable la actuación y la música son elementos que no paran de encontrarse en su vida, como si fuera un ciclo sin fin en el que inevitablemente una complementa a la otra.

“Siempre me he desarrollado en un ambiente multidisciplinario, entonces de alguna forma estaba cerca de la música. Un día me tocó estar en una obra de teatro donde tenía que estar con una guitarra eléctrica todo el tiempo y a partir de ahí empecé con mi proyecto y está increíble porque me he desarrollado más a conciencia en otras disciplinas y me encanta.”


“Yo creo que cualquier persona que se dedique a algún tipo de arte o que tenga esa sensibilidad de explorar se fortalece como perfomer. No sólo estas influenciado por la música y tienes una propuesta mucho más rica.”

“A mí me encanta grabar los videoclips, escribir el guión, imaginarte la historia detrás de un personaje nuevo, me gusta todo ese rollo de crear personajes en escena que vengan de mi personalidad y es divertido ponerle cosas nuevas que tengan que ver con la música que estas proponiendo.”

Dentro de sus líricas hay una evidente ironía que ni siquiera intenta esconderse, se hace presente de forma estrepitosa, gritándote en la cara y sin filtro.

A pesar de esto la vibra hater es algo que no podría estar más alejado de sus canciones. Se alejan del rollo de escribir rolas clavadas tipo Taylor Swift para que cada quien le de el significado que quiera a sus letras, se diviertan, se rían y hasta se burlen hasta de la vida misma y sus bizarras contradicciones.

“Cuando compones a veces si piensas como que en alguien o en algo, en varias personas o le vas poniendo caras a los personajes de las canciones, pero más allá de eso para mí es mucho más sencillo escribir como ‘fuera de mí’, con situaciones de ficción, no tanto como pensando en mi vida personal, porque siento que si piensas en eso siempre te vas al melodrama, mas allá de que tengas una vida feliz. Lo que quiero con mi música es que la gente se divierta y que sea feliz, que se ría y se la pase bien, que diga ‘a huevo, yo también he pensado eso de alguien’ y que le puedas dedicar esa rola. No tiene nada que ver con una cosa hater, es un tanto cómico o como infantil. Es como la rola de ‘Pendejo’, creo que tiene un rollo súper infantil; habla de personas así como de Kalimán, un comic nacional del cine mexicano de hace años, y hace referencias como muy inteligentes para decir una frase como ‘pendejo’. Kalimán es como el único super héroe que lucha a través de la mente, del dominio de ésta y su frase es: ‘quien domina la mente lo domina todo’. Trato de meterle cosas como muy ingeniosas para gente a la que le gusta indagar en el mundo de lo de culto.”

Y hablando de la rola de “Pendejo”… todos tenemos presente o conocemos a por lo menos uno en nuestras vidas (no importa cuando o donde leas esto). Prácticamente como en una canción de amor, Penny deja la letra libre a la interpretación para que el público pueda dedicársela al mayor pendejo que conozca. Ella prefiere dejar su interpretación personal y dedicatoria al video de forma ocurrente con un estilo (estrepitoso).

“Quise alejarme de lo ‘obvio’ de la rola, lo más inmediato es pensar en que se la estas dedicando a un vato, a un ex o a cualquier pendejo que te topas todos los días. En este rollo quise irme un poco más ‘a la intensa’ y desarrollé el guion pensando en hablar de una crítica social-política y por eso invite a unas chicas que lucen extranjeras, como ‘gringas’ y yo ponerme en el lugar de los mexicanos frente a los dirigentes o los políticos. Quise retratar toda esta manipulación y sometimiento de Estados Unidos con México en este video.

Es un video un poco controversial porque hasta me llegaron varios comentarios, o incluso el mismo Facebook me puso que mi video contenía violencia contra la mujer, porque de alguna forma ellas me están ‘maltratando’ pero yo no lo veo como desde ese punto de vista, hay otro trasfondo. Yo creo que como toda obra de arte o creación es mejor no explicarlo y que la gente interprete lo que ve, es lo más divertido de las artes, que la interpretación es libre.”

Penny y Los Coras se encuentran en un proceso de metamorfosis que se hace notorio cuando observamos sus trabajos pasados y su nuevo sencillo ‘Tic Tac”. La banda apuesta por el color y por modificar su estética sin comprometer su música o la esencia del proyecto.

“En el nuevo disco siento otro color, así quise presentar ‘Tic Tac’; antes era como todo negro, rasposon así medio cashoso el sonido y quise mostrar un adelanto en cuánto a imagen de la evolución de nuestra música y atmósfera.

En este video me aleje un poco de la dirección y de la creación del guión, quise que alguien más interpretara el cotorreo en el contenido de la rola. Julio Carlos (el director) preguntó acerca del concepto del proyecto, por eso metió personajes como ‘Chanoc’, como todo este imaginario de Penny Pacheco y Los Coras y la verdad es que me parece un video súper divertido que no tiene mucho que ver con la rola, porque esta tiene metáforas fuertes y el video es muy relajado y fácil de digerir, hasta más “comercial” tal vez. Queríamos presentar los colores que la música que estamos creando tiene.”

“Me gusta crear música con Los Coras, es un rollo de ser como descarado, de atreverte, de no ser tan pensamiento formal por si no estudiaste música o algo por el estilo. Yo creo que la desfachatez le da un plus súper padre al proyecto.

Cada uno tiene una presencia súper fuerte en vivo que vale mucho la pena presenciar, porque nosotros somos una banda de en vivo, justo por eso el disco lo grabamos así, porque queríamos retratar nuestra energía. Yo creo que eso es lo que más aporta el proyecto, si escuchas el disco está chido, pero si de verdad quieres experimentar todo lo que es Penny Pacheco y los Coras tienes que vernos en vivo.”

***

Los invitamos a ver a Penny Pacheco y Los Coras este 3 de febrero en La Bipo San Ángel al lado de Andrea Franz y los Petardos
Pueden seguir a Penny Pacheco y Los Coras en Facebook, Instagram, YouTube.