Platicamos con Ariwo, la propuesta multicultural más cool de Bahidorá

Platicamos con Ariwo, la propuesta multicultural más cool de Bahidorá

Por Ana F.

Tuvimos el chance de platicar con Hammadi Valdés, una de las mentes creativas de Ariwo. Prometen mucho y van a estar presentándose en el festival Bahidorá este 17 y 18 de febrero.

La música de Ariwo es única. Últimamente he estado escuchando muchos proyectos electrónicos y este álbum homónimo, es una propuesta muy diferente a casi todo lo que puedes encontrar en la web. Mezclan ritmos africanos con iraníes sin dejar de lado la importancia de las cajas de ritmos y las nuevas tecnologías para hacer música.

¿Cuál sería una breve bio del nacimiento de Ariwo?

Nos conocimos hace un poco más de 2 años. Tenemos un amigo inglés que decidió organizar un festival de música electrónica en Cuba, Manana. La idea era mezclarnos con músicos de allá y generar este intercambio entre las culturas. La banda se formó unos días antes del festival y esa misma mañana jajaja. Así conocí a Pouya Ehsaei. Él es productor de música electrónica y ahora parte de la banda.

Nos fue muy bien porque fuimos como el ejemplo de lo que se puede lograr si conoces a músicos como tú en cualquier parte del mundo y conectan para hacer buena música en cualquier idioma.

¿Cómo ha sido la respuesta del público con una propuesta tan nueva?

Tenemos muchas personas escuchando principalmente aquí en Londres y Estados Unidos ya que en estos países la música electrónica es muy importante y hay mucha gente haciéndola y escuchándola. En general la respuesta siempre es muy gratificante, muy rica.

¿Por qué La Santería y los ritmos africanos son tan importantes en el proyecto?

La verdad es que no lo pensamos. Es algo que los cubanos lo traemos en la sangre.

La mayoría somos cubanos y es algo que no nos propusimos. Nos gusta la espiritualidad y en la música que hacemos salen muchos elementos de la santería y el folclor, pero no nos queremos encasillar solo con eso. Hay mucha inspiración también en la música contemporánea, música clásica, en el arte… Hay mucho camino por recorrer y queremos seguir haciendo homenaje a música de todo el mundo con una visión contemporánea.

¿La música es su vida?

Sí. Todos nos dedicamos a la música. Algunos estudiamos en Cuba en el conservatorio y otros son productores y compositores. Yo además soy productor de proyectos de danza y artes visuales. La música es todo para mí.

¿Por qué música electrónica?

Porque quería conocer nuevos mundos, nuevos músicos, nuevas manifestaciones artísticas. Y para algunos de los otros de los músicos fue bueno conocer la música cubana.
Cuando tienes las bases pero empiezas un proyecto en bruto, se puede desarrollar cosas buenas desde la propia experiencia de cada quien sin un estilo específico. En nuestro último concierto hubo alguien que se me acercó y me dijo: ustedes están creando algo nuevo.

¿Crees que están dando un paso adelante en la evolución de la música electrónica?

Ojalá haya personas que tomen el ejemplo y sigan desarrollándolo. Una cosa que nos define a los músicos es que cualquier proyecto es posible. Se necesita conocer gente y trabajar. A veces no es fácil porque pocas discográficas se arriesgan a apostar por algo nuevo. Lleva tiempo y tenacidad por parte de los músicos pero ojalá que en un futuro alguien diga que esta banda aportó algo a la evolución de la música cubana.

Los músicos cubanos son muy extraordinarios. Lo que falta es exploración. En cuba no se tiene el alcance a la información como se tiene aquí en Londres. No está tan a la mano.

¿Cómo se ponen de acuerdo todos para componer una canción?

La verdad es que es un proceso muy rico. Todos llegamos con pensamientos muy creativos al estudio y aportamos ideas a la misma vez que vamos tocando. Es mucha improvisación también. Somos un colectivo en donde todos componemos.

¿Qué disfrutas más, el proceso en el estudio o el proceso en vivo?

Los dos son gratificantes, me fascina trabajar en el estudio pero en vivo puedes ver la reacción inmediata. No hay nada como recibir el calor de la gente. Las dos cosas son hermosas. Estamos muy contentos también cuando estamos tocando todos en el estudio. Pero la fuerza en vivo uffff es magnífica.

¿Por qué importa la música?

Para mí la música es un tercer idioma. Incluso lo hablo mejor que mi español o inglés. Me doy cuenta que es primordial para toda persona. Te hace una persona tenaz. Te enseña a lidiar con las dificultades que se te puedan presentar. Desde pequeño tienes que dedicar tiempo a dominar un instrumento y no puedes perder tu temperamento cuando no te sale una escala. Eso te va moldeando para la vida y como persona. Si un día se te presenta un problema, tienes paciencia porque estás entrenado, porque un día estudiaste un instrumento.

Por otro lado, yo no conozco a nadie que no le guste la música. Hay tantos problemas en el mundo… la música es lo que nos salva. Para nosotros los cubanos es una vía de escape para lidiar con los problemas.

¿Si no hicieras música, qué harías?

Siempre me gustó el deporte, cualquier tipo. Pero bueno, no era muy bueno.

¿Cómo ves la participación de las mujeres en la escena de la música electrónica?

Es verdad que no hay suficientes mujeres en esto. Puede ser porque no hay bastante divulgación. Soy testigo de la cantidad de mujeres estudiantes muy talentosas y profesionales que hay mundialmente pero me parece que poco a poco van tomando su lugar. Es algo histórico que tenemos que ir deconstruyendo. Debe cambiar.

Hay mujeres en música clásica y jazz pero menos en la electrónica… Puede ser que se les haga más difícil lidiar con cosas…

¿Qué se siente tocar en vivo?

Me siento un instrumento. Un instrumento de algo milagroso. Algo en el medio entre lo sobrenatural y terrenal. Me siento que raro a veces. Me siento que viajo, en un estado de trance.

¿Qué podemos esperar en un futuro de Ariwo?

Para el próximo disco tenemos pensado hacer homenaje a otro tipo de cultura cubana como la Abakuá. No muchas personas la conocen fuera de cuba pero la música es muy rica y siempre me ha fascinado. Tiene muchísima conexión con la música moderna y me parece que se puede explorar por ahí también. Además de mezclarlo con la música de medio oriente. Enfocándonos siempre en la espiritualidad, seguir experimentando.

2 Responses

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *