Valsian: el lado obscuro de Cuernavaca

Valsian: el lado obscuro de Cuernavaca

Foto y video Miniipily

Conocimos a los muchachos de Valsian ahora que se presentaron en Departamento en la CDMX. Ellos son de Cuernavaca: Eunice es la voz y Oscar la música. Se presentaron con Lolo quien fungió como el baterista de la noche. Era domingo y fuimos pocos los afortunados que vimos su obscura energía. Eunice tiene una voz profunda que acompañada a los bajos de Oscar. N O S E N C A N T Ó.

Antes del show, platicamos un poco con ellos, fueron los más amables. Tienen un aire cercano y muy joven, a salvo del rápido ritmo de la ciudad. Eunice nos contó que da clases de arte. Nos contaron que su debut sale en septiembre u octubre de este año, y que si pudieran presentarse en un gran festival, el ideal para Valsian sería Coachella, Lollapalooza o Glastonbury. Va la charla completa. Acá les dejamos su página de Facebook. 

¿Cómo surgió el proyecto? 

Eunice: Nos conocimos hace más tiempo del que lleva la banda, como hace seis años. Ambos estudiamos artes en diferentes escuelas, el circuito en Cuernavaca no es tan grande cuando estudias lo mismo.

Teníamos planeado sacar unos covers y cosas así. Al final no nos entusiasmó tanto la idea estando en la práctica y mejor hicimos una canción, y no sé nos gustó la dinámica y la experiencia y todo. No iba en plan de nada muy formal. Así se juntaron como 5 rolas. Como en la 4 ya teníamos un poco más idea de que queríamos hacer algo al respecto. Ya la última canción ya formaba parte de ese primer material que ya estábamos concibiendo y que sabíamos que íbamos a publicar.

Al final lo que hicimos fue ponerle nombre y aventarnos.

¿Y qué tal armar algo en la “ciudad de la eterna primavera”? ¿Qué tanta oferta y difusión musical hay por allá?

Oscar: En Cuerna hay poco lugares para tocar, como unos 5, 6. Empezamos con Facebook. Subimos una rola que fue moviéndose. Empezamos a tocar en esos 5 lugares… unas 3 vueltas. Así conocimos a los demás integrantes. Lolo que es baterista llegó una vez en un lugar que se llama La Maga. Acabando de tocar platicamos y todo y ya se unió al proyecto.

¿Y qué es un “Valsian”? ¿Cómo se come?

Eunice: En las rolas hubo como un recurso que utilizamos y que nos gustó y que repetimos en 2 o 3 canciones: el ritmo de tres cuartos, que es el ritmo del vals. Teníamos ya esta palabra en la mente que venía latiendo en las canciones. Entonces dijimos “vals creo que puede estar en el nombre”. Empezamos a jugar con algunas palabras. “Cian,” recurrimos a esta palabra porque además de que es una palabra linda, pues es un color… algo que al principio estaba separado vals y el cian.

Han trabajado con músicos de Baltazar y disqueras independientes. ¿Cómo surgió el apoyo? 

Eunice: De repente hay conexiones con amigos que son oportunas. Hubo gente que nos llegó a ver y nosotros no sabíamos por qué nos pasaban esas cosas interesantes. Conocimos a Sebastián Franco que está en la disquera independiente HUMO y empezamos a trabajar con ellos y ellos nos presentaron a Luis de Baltazar que es un muy buen productor.

Oscar también se ha dado a la tarea de investigar para aportarle la mayor calidad al sonido que estamos buscando.

¿Qué hay del sonido de Valsian? ¿Cómo logran ese estilo obscuro tan particular?

Oscar: A mí me gusta mucho la producción, lo que escucho es lo que hago. Cuando mezclo las rolas. A mí me gusta mucho que sea un sonido súper grave. Tener unos graves chonchos, pero limpio arriba y que la voy luzca un montón. Estoy estudiando ingeniería en audio.

Y en cuanto a la estética de la banda, ¿cómo la definirían? 

Eunice: Soy artista visual y a lo que principalmente me he dedicado es la pintura. Es lo que más me interesa. Hay una estética a la que recurro. Cuando escucho las rolas y veo lo que pinto me hace un poco de sentido porque es un poco sobrio y obscuro y melancólico y así.

En lo que hemos coincidido musicalmente Blonde Redhead es una banda que tenemos como ejemplo a seguir, pero estéticamente también vimos muchas veces videos de Fever Ray pensando en qué estética queríamos basarnos en de este mar. Pero también todo cambia dependiendo de la canción.

Cada quien tiene sus propios gustos visuales favoritos. Lo que queremos que suceda es que la parte visual apoye a la parte musical, entonces vamos tomando referencias en base a lo que la canción necesite. Yo puedo tener un Universo mucho más obscuro que el de Oscar pero la música la hacemos juntos y las cosas que pasen tiene que ser para que se exalte la presencia de la rola.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *