Manunna: standup sobre picardía mexicana

Manunna: standup sobre picardía mexicana

Manunna es un excelente standupero. Y no lo decimos porque sea nuestro compa o conocido. Es un comediante con un formación actoral amplísima con influencias de la cultura popular mexicana. Telenovelas, la época del Cine de Oro, las películas de Ismael Rodríguez, Cantinflas, Claudia Ramírez, Adela Noriega, Pedro Infante, Laura Esquivel, la mismísima Vero Castro, Lucía Méndez, Café con Aroma de mujer, Como Agua para Chocolate. 

Empezó con una preparación teatral estándar y después se inclinó hacia el cabaret: estudió con las inigualables Reinas Chulas. Todo esto lo ha moldeado para hablar de sexualidad, homosexualidad, anécdotas e historias personales, desde la picardía mexicana de un joven de 27 años.

Platicamos con Manunna sobre su origen y su familia, hasta la necesidad de construir una escena de stand up en el sur de la ciudad. Muchas gracias a La Bipo San Ángel por prestarnos el espacio para hacer la entrevista. A continuación las mejores historias:

***

Me gusta eso con las telenovelas: ver de dónde viene ese melodrama, quién lo escribió, si se hizo como originalmente lo tenían pensado, o de acuerdo a la época. Cómo ha ido cambiando el lenguaje corporal, hasta el de los personajes. El vestuario el maquillaje…

En mis primeros chistes yo decía que veía telenovelas por mi abuelita. Se la pasaba viendo novelas todo el día Café con Aroma de Mujer, etc. En los noventa que hay este auge de novelas juveniles Agujetas de color de rosa, Confidente de Secundaria, Baila Conmigo.

Tenía como catorce, quince años y me encantaba ir a Coyoacán. Me subía en un trole que me cobraba dos pesos. Yo iba al Vicio y veía todo desde sus ventanas. La primera obra que vi fue una que se llamaba La Muñequita del Pastel con Regina Orozco y en ese entonces pensé “¡¿Qué acabo de ver!? Esta mujer canta, actúa, habla de política, de lo social.” Sí hay una postura feminista, pero padre…

Desde muy chiquito escribía historias. Un día descubrí el teatro y pensé “yo quiero contar historias. Quiero actuar en ellas.” Empiezo a estudiar teatro al ver una obra que se llama Contigo Pan y Cebolla, la historia de una mujer de clase alta que se enamora de un hombre de clase baja. Al final se quedan juntos y ella le dice “yo me voy a quedar contigo pan y cebolla” porque él es lo que comía todo el tiempo, pan y cebolla.

Me voy a estudiar teatro, tuve un problema y me corren de la escuela. Entonces me voy a estudiar teatro cabaret en Coyoacán con Las Reinas Chulas y ahí es donde explotó toda mi comedia.

El cabaret te da esta libertad de hacer lo que tú quieras: pieza farsa, comedia, improvisar, cantar. Empiezo a actuar y escribí un monólogo teatral que resultó ser un stand up. Yo no sabía qué era el stand up, pero tenía esa estructura. A partir de ahí comencé a hacer mis propias rutinas de stand up.

El stand up es subir a compartir tu punto de vista, quién eres, tu opinión, lo que te pasa en la vida. Nunca pensé en salir y gritarle al mundo “soy homosexual y vengo a escandalizarlos a todos”. No. Simplemente voy a salir a hablar de cómo me ha ido en cuanto a mi sexualidad.

Soy muy fan de La Bipo desde que salió y tenía esta historia de que Gael García y Diego Luna eran los inversionistas. Y luego, ¿cómo se llamaba el manager?… Mondra, Mondragon. Yo soy muy de la cultura pop. Salió la revista Chilango justo y yo era muy fan porque hicieron una campaña increíbe con personajes chilangos Regina Orozco que yo ya la amaba desde antes, Ana Claudia Talancón.

Justo era una revista que compraba cada mes. Y justo parte de todo esto llega La Bipo que sale en series como Soy tu Fan, tienes esta información de que están involucrados Mondra, Diego, Gael y entonces llegas a este lugar lleno de cosas: comida mexicana, mezcal lo kitsch. El venir con tus amigos, la música, esta nueva onda en cuanto al bar. No es ir a un bar mamón en el que te van a juzgar.

***

Manunna se presenta en un show de comedia en La Bipo San Ángel cada semana. Hay show de open mic. Va su Twitter .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *